viernes, 18 de junio de 2010

GRUPOS ETNICOS

LOS MAKURAWE

Los Makurawe habitan en el suroeste del Estado de Sonora, en las faldas de la Sierra Madre Occidental, en los municipios de Quiriego, parte sur, de Alamos, parte norte, y al este con Chihuahua.
La población vive dispersa en varias comunidades principales como La Mesa Colorada, Los Bajíos, San Bernardo, Burapaco, Guajaray, Mochibampo y Bavícora, y en pequeñas rancherías aprovechando las zonas de riego en los márgenes de los arroyos y de las condiciones del terreno
La lengua guarijía pertenece al grupo Taracahíta del tronco Yuto Azteca, de la familia pima-cora. En su lengua se reconocen dos variantes, que representan un vínculo entre los tarahumara y los mayo. En general la población es bilingüe, excepto algunos ancianos que no saben español. Entre ellos se hablan en guarijío y para comunicarse con autoridades y funcionarios no indígenas emplean el español.
Para los guarijío la pertenencia al grupo social es toda persona que hable el idioma y viva dentro del territorio.
Las familias se frecuentan entre sí y con la población mestiza mantienen contacto a través de la venta de artesanías y mano de obra. En sus fiestas tradicionales, se acepta al mestizo como observador e invitado.
En cuanto al matrimonio, son endogámicos debido a que debe realizarse dentro del mismo grupo indígena, si bien también existe el mestizaje. La edad más común para casarse es de los 14 a los 16 años las mujeres y a los 20 los varones, siendo la costumbre más generalizada la de “robarse” a la novia.
.
VESTIDO
El hombre usa pantalón de mezclilla, con camisa normalmente a cuadros y un sombrero de palma de los que tejen las mujeres. En cuanto al calzado, algunos usan “teguas” (especie de zapato de cuero crudo cerrado hasta el tobillo, con una suela de hule de llanta vieja) y la mayoría calza el guarache de tres puntas, consistente en suela de llanta con tiras de cuero que pasan entre el dedo gordo del pie y sube por el empeine para atarse en los tobillos.
Las mujeres usan falda y blusa, con una pañoleta para sujetarse el pelo, y pantalones cuando hace frío.
El traje ceremonial de los pascola es el mismo que el de diario, añadiendo un cinturón de cascabeles sobre la cintura, la máscara en la cabeza y los tenabaris en las piernas.
VIVIENDA
Las casas están hechas de adobe, con postes de madera y techos de tierra o palma; constan de una o dos habitaciones, con piso de tierra. Construyen al lado de la vivienda una ramada donde suelen pasar la mayor parte del tiempo, debido al clima cálido.
Su asentamiento es disperso, las casas se encuentran en grupos de dos o tres casas en lo alto de los cerros, cerca de los arroyos o fuentes de agua.
Las sillas, mesas y catres son de fabricación casera, siendo la construcción de las casas una tarea de los hombres, quienes cortan y acarrean los troncos y la palma y hacen el adobe.
SITUACION ACTUAL
Por ser un grupo asentado en la Sierra, en comunidades marginadas, los principales problemas que presentan están relacionados con la falta de servicios adecuados: de salud, de comunicación, de abasto y de una educación acorde a su condición cultural.
La misma condición abrupta del terreno hace difícil la construcción de vías de comunicación terrestre, ocasionando que la prestación de servicios resulte deficiente.
La mayoría de las rancherías se abastecen de agua de los arroyos que corren de lo alto de la sierra y no cuentan con energía eléctrica.

LOS CUCAPA:
Los cucapá es el nombre en español de un pueblo amerindio que vive en el norte de Baja California, cerca de la frontera entre Estados Unidos y México. Cucapá quiere decir "gente de agua". En su propia lengua, el cucapá, se nombran es-pei, que significa los que llegan.
Al morir, acostumbran quemar al difunto junto con su casa y sus pertenencias desde hace 300 años, cuando, siendo todavía una tribu nómada, sobrevivían de la caza y la pesca en el río Colorado. Recientemente a la comunidad Pozas de Arbizu se le permitió recuperar esa práctica.
El idioma cucapá es una lengua perteneciente al grupo yumano del Delta de la familia yumano-cochimí, la que ha sido incluida en la hipotética familia hokana. Posee unos pocos centenares de hablantes, que viven en su mayoría en reservaciones del sur de California, Estados Unidos; y en varias localidades rurales de Baja California, en México. Aún continúa siendo transmitido a las nuevas generaciones, aunque se calcula que su extinción está muy próxima.
VESTIMENTA TRADICIONAL
Según el testimonio del capitán Hernando de Alarcón, tanto hombres como mujeres usaban pinturas faciales y corporales. Los hombres usaban tocados de pluma y collares de chaquira de hueso, con pendientes en las orejas y nariz, y cinturones con manojos de plumas y las mujeres vestían únicamente falda de corteza de sauce. Este vestido de la mujer durará hasta principios del siglo XX.
RITUALES Y FESTIVIDADES
Los antiguos cucapá realizaban fiestas entre las distintas bandas o incluso con otros grupos étnicos. En estas fiestas, que se prolongaban hasta cuatro días, había comida en abundancia, danza y cantos, se jugaban distintos juegos y había carreras de caballos.
VIVIENDA
Antiguamente, su vivienda temporal de verano consistía en un domo hecho con ramas de mezquite, álamo y yuca. Los familiares que llegaban construían una similar a su lado. Otras veces levantaban paredes circulares sin techo, que solían utilizarse como cocina.
La casa permanente consistía en una estructura rectangular, semienterrada, con techo de forma piramidal y paredes de tierra y sauce. También usaban bodegas para almacenamiento de las cosechas y alimentos.
ORGANIZACIÓN SOCIAL FOTO RAMADA
Hasta el siglo XIX los cucapás se dividían en 4 grupos que a su vez estaban divididos en clanes o linajes, llamados chumul, bajo el control de un jefe que adquiría su poder en un sueño en el que una criatura sobrenatural lo dotaba de capacidades extraordinarias (generalmente ser buenos guerreros y buenos oradores). Pero los clanes se unían para defenderse.


#LOS TZELTAL#

Los Tzeltal son una etnia indígena del estado mexicano de Chiapas que pertenece a la gran Cultura maya. Se extiende principalmente entre los municipios nororientales de Yajalón, Chilón, Bachajón, Pantelho', Ocosingo, Altamirano, Cancuc, Tenejapa, Oxchuk, Huixtán, Amatenango y Teopisca.
Los tzeltales son el grupo indígena más numeroso (representan el 33.6% de la población de lengua indígena). Este grupo de origen maya se asienta principalmente en el Altiplano Central de Chiapas y en las estribaciones adyacentes de las Montañas del Norte y del Oriente.
En esta comunidad niños, jóvenes y adultos hablan español en un 100%, los ancianos en un 10%. Se comunican entre ellos utilizando siempre su lengua materna, el Tzeltal. Hablan el batsil k'op, lengua verdadera o legítima.
La máxima autoridad del lugar es el Presidente Municipal, éste a su vez tiene un gabinete formado por Síndicos, Juez de Paz y Conciliación Indígena, Comisariados y Jueces Tradicionales. El presidente Municipal es el encargado de ver por las mejoras de su pueblo, así como hacer gestiones ante autoridades superiores
Casi todas las mujeres de Amatenango del Valle, pueblo Tzeltal, saben modelar el barro. Desde muy pequeñas comienzan esta actividad a manera de juego, observando a su madre y a otras personas que lo hacen.
A los 13, 14 o 15 años de edad ellas comienzan haciendo animalitos y ollitas de barro. A los 20 años ya pueden hacer piezas más grandes, muchas de ellas ya venden sus productos. Dependiendo el tamaño, una pieza puede tardar varios días en la elaboración
Dentro de las costumbres que prevalecen en este lugar está la de los bautizos. Los abuelos del niño a bautizar son los que buscan y les hablan a los que serán los padrinos, para eso llevan una ofrenda que consta de una caja de pan y una reja de refresco. Si las personas aceptan, se deja la ofrenda, y si no, se regresa. El padrino es el encargado de comprarle al futuro ahijado dos mudadas de ropa, si es niño, una blanca y otra de color, si es niña, una blanca y otro que es un traje típico.
Algunos jóvenes de la comunidad migran a Cancún y Playa del Carmen, en busca de mejores ingresos económicos, empleándose como peones de albañil en diversas construcciones.
Los problemas político-religiosos en las comunidades aledañas han favorecido la inmigración de indígenas que se han asentado en la periferia de la ciudad de San Cristóbal, la mayoría de ellos provenientes de San Juan Chamula, pero también de Zinacantán, Tenejapa, Chalchihuitán y Mitontic.

#LOS TOTONACAS#

Los totonacas son un pueblo indígena mesoamericano de la zona de Veracruz en México. Formaban una confederación de ciudades; pero hacia principios del Siglo XVI se encontraban bajo el dominio de los mexicas. Su economía era agrícola y comercial y tuvieron grandes centros urbanos:
• El Tajín (300-1200), máximo exponente del esplendor de la cultura totonaca,
• Papantla (900-1519).
• Zempoala (900-1519).
La cultura Totonaca destaca por la cerámica muy variada, la escultura en piedra, la arquitectura monumental y avanzada concepción urbanística de las ciudades.
De acuerdo con el Diccionario de la Lengua Náhuatl, el término totonaca es el plural de totonacatl y se refiere a los habitantes de la provincia del Totonacapan. Algunos autores han señalado que el término "totonaco" significa "hombre de tierra caliente", en cambio otros dicen que se compone de los términos "tu'tu" o "a'ktu'tu", que se refiere al número tres y "nacu'" que significa "corazón". Por ello, es que los totonacas emplean este término en el sentido de que Cempoala, Tajín y Castillo de Teayo son los tres centros representativos del grupo, los tres centros o tres corazones de su cultura.
La lengua totonaca también es conocida como "tachihuiin", "tachuhuiin", "totonaco", "tutunakuj" o "tutunacu".
Entre los totonacas domina la familia extensa. Un nuevo matrimonio procura vivir cerca de la familia del marido. El matrimonio se lleva a cabo a temprana edad, tradicionalmente un intermediario hacía la petición de la novia; en la actualidad la novia es "robada" sin una petición formal. Aún se acostumbra el "pago" por la novia; esto es como una compensación por la fuerza de trabajo que la mujer daba a su familia y que se pierde; se paga con bienes, dinero o trabajo.
Cada adulto varón dedica un día de la semana al trabajo comunitario o faena. Los mestizos y los totonacas adinerados pagan este servicio a las autoridades. La faena se basa en cuadrillas conformadas por trabajadores que residen en un mismo barrio de la comunidad; los protestantes conforman una cuadrilla que sólo trabaja en asuntos desligados de la religión y no consumen alcohol.
Sus médicos tradicionales son parteras, curanderos y brujos indígenas o mestizos. Las parteras auxilian a las mujeres durante la gestación y el parto; proporcionan cuidados especiales a la madre e hijo mediante baños de temazcal y plantas medicinales. Ellas creen en la influencia de la luna sobre las mujeres y en la dicotomía de lo frío y lo caliente.
El curandero totonaco conoce el uso de las plantas medicinales para aliviar los males físicos y mentales, cura el cuerpo y el alma. Recurren a sus servicios tanto indígenas como mestizos; cura a hombres y a animales. Cobra por sus servicios según la enfermedad y la seriedad del caso; adquiere su oficio por las enseñanzas de un especialista.
El brujo posee poderes sobrenaturales que no tiene el curandero; conoce el uso de las plantas, sabe cómo hacer hechizos y maleficios. Ha obtenido su poder de fuentes sobrenaturales; puede hacer que una persona recobre la salud o la pierda y hasta causarle la muerte. Su maleficio sólo puede contrarrestarlo otro brujo más poderoso. Acusado de tener pacto con el demonio, sin embargo, suele ser un hombre religioso que se considera a sí mismo católico. En su casa tiene un altar con flores, figuras de santos, veladoras y figuras recortadas de papel amate que representan a los seres sobrenaturales.

#TZOTZIL#

En tzotzil, el nombre de esta lengua es Bats'i k'op (palabra original) o jK'optik (nuestra palabra). El número de hablantes asciende a aproximadamente 350 mil y se habla en varios municipios del estado de Chiapas: Zinacantán, Chamula, San Andrés Larráinzar, Chenalhó, Pantelhó, Huitiupán, Chalchihuitán, El Bosque, Simojovel, Iztapa, Bochil, Soyalhó, Huixtán, San Lucas, Acala, San Cristóbal de las Casas, Venustiano Carranza (San Bartolomé de los Llanos) y Amatán. Además, hay presencia permanente de hablantes que han emigrado o se encuentran temporalmente en las ciudades de Palenque, Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo, Comitán y Teopisca.
Los Tzotziles se localizan en los Altos de Chiapas, forman una de las nueve regiones socioeconómicas del estado, y se localiza en el centro del mismo, comprende el 5 por ciento de su territorio (2, 413 kilómetros cuadrados). Se caracteriza por su estructura montañosa, con alturas que oscilan entre los 1, 200 y los 2, 400 msnm, con amplios valles, de difícil acceso, de clima frío y con una red hidrográfica subterránea.
La población de Zinacantán es parte de la región altos y tiene 22 392 habitantes indígenas.
Los hombres usan pantalón corto, y camisa de tela tejida que les llega a las rodillas, faja roja de algodón, huaraches de cuero y sombrero de palo que generalmente decoran con listones de colores. Las Mujeres, usan huipiles cortos que casi siempre usan como blusas que están metidos casi siempre alrededor de la falda, falda larga color azul o roja que llega hasta la cintura y un chal o rebozos para cargar a sus hijos.
La medicina indígena cuenta con una organización para enfrentar, así sea de manera limitada, las precarias condiciones en que vive la población. Entre los practicantes de los Altos de Chiapas existen especialidades cuya nomenclatura deriva de su actividad específica; así, hay iloles (de ilel, ver), parteras, yerbateros, "hueseros" y rezadores de los cerros. Todos emplean procedimientos diversos de diagnósticos destacan la toma del pulso y la interpretación del sueño y terapéutica; se incluyen ritos, rezos y el uso de velas, plantas, animales, piedras, aguardiente, "soplitos" y manipulación física. Estos especialistas son individuos que, por dedicar gran parte de su tiempo a la curación de enfermos, cuentan con el reconocimiento de su comunidad y poseen un saber adquirido a través de la interiorización de sus experiencias cotidianas.
Otro importante rubro de la economía regional es la artesanía. En este renglón es notable la utilización del telar de cintura por las mujeres tzotziles y tzeltales. Son extraordinarias tejedoras, meticulosas, y con un amplio sentido de combinación de los colores básicos, en relación con variaciones policromas, que retoman de su entorno natural. En la mayoría de los pueblos, las mujeres fabrican piezas de algodón o de lana, como en Chamula y Huixtán. Los huipiles (vestidos) femeninos son bordados, durante el proceso de tejido, con colores llamativos, y cada comunidad posee un estilo propio.
Los hombres de Huixtán y Zinacantán tejen sombreros de paja, aunque éstos últimos no suelen tejer redes de pita, que son comunes en otros pueblos.
La autoridad familiar es de tipo patriarcal, pues el padre es el único que ejerce la autoridad, la cual es indiscutible, de esta forma sus hijas se casan con los que elige el padre por su seguridad.


#LOS MIXES#


Los mixes son una comunidad indígena que habita en México, al norte del estado de Oaxaca, en la parte alta de la llamada Sierra Mixe y parte del Istmo de Tehuantepec, en un área compacta formada por los municipios de Tlahuitoltepec, Ayutla, Cacalotepec, Tepantlali, Tepuxtepec, Totontepec, Tamazulapam y Mixistlán (zona alta); Ocotepec, Atitlán, Alotepec, Juquila Mixes Camotlán, Zacatepec, Cotzocón, Quetzaltepec e lxcuintepec (zona media), y Mazatlán y Guichicovi (zona baja).
La palabra "mixe" es una derivación de mixy (hombre, varón), pero el autónimo mixe es Ayuukjä'äy, compuesto por las raíces a (idioma, palabra), yuuk (montaña, florido) y yä'äy (gente), es decir, los mixes se llaman a sí mismos, en su lengua (la lengua mixe, pueblo de la lengua florida (una denominación similar a la de los pueblos nahuas). Este nombre varía, según el dialecto de lengua mixe de que se trate, entre [ʔajɤːkʰ], [ʔajuːhkʰ] o [ʔajuːkʰ].
Población
117959

Oaxaca (117311)
Veracruz (639)
Quintana Roo (9)
Actualmente habitan en una amplia zona al Norte de Oaxaca, en los límites con el Estado de Veracruz, en una región que comprende 108 comunidades en 19 municipios, siendo las más importantes; Cotzocón, Guichicovi, Mazatlán, Mixistlán, Tamazulapam del Espíritu Santo, Tlahuitoltepec y Totontepec. La etnia mixe conforma uno de los grupos indígenas con mayor monolingüismo.

Gran parte de la población que vive en las comunidades compactas, y acostumbra trasladarse a sus ranchos durante el período de cosechas. En la parte baja, donde persisten condiciones paupérrimas de vida, predominan los jacales, que se construyen de varas de carrizo amalgamadas con barro y se techan con zacate. El piso es de tierra apisonada. La construcción es de un solo cuarto, de forma rectangular y con ángulos redondeados. En algunas zonas este tipo de vivienda tradicional ha sido sustituido por casas de adobe con techo de teja, especialmente entre los que se dedican a la ganadería y tienen mejores condiciones de vida. Algunas casas tienen en el solar un temazcal con forma de cabaña, el que a veces, sirve como dormitorio.

En el interior de la vivienda se encuentran varios muebles rústicos. Las camas son de madera o carrizo, encima se pone el petate. En las zonas más calurosas se usa la hamaca de ixtle o de algodón.

Los mixes construyen sus casas con la ayuda de compadres y familiares, a los que se recompensa con comida y bebida. A la muerte del dueño se acostumbra quemar la casa que habitó.

Los mixes conservan el uso del tonalpohualli, (calendario ritual), el cual les indica los días que son favorables para la práctica de diversos ritos, también consultan el tonalámatl (calendario agrícola), que determina los momentos apropiados para la siembra y otras actividades agrícolas.

#LOS MOCHÓS#
Los miembros de este pueblo se llaman a sí mismos mochós o motozintlecos, como también los denominan regionalmente los lingüistas, aunque a los nativos de la ciudad de Motozintla de Mendoza, en el estado de Chiapas, también se les conoce con el nombre de motozintlecos. Por lo tanto, se les da la denominación de mochó a los hablantes de esa lengua indígena de la familia mayense. El vocablo mochó significa "no hay", y se dice que al llegar los españoles a esta región preguntaban a los antiguos habitantes por el nombre del lugar y lo único que éstos respondían era mochó, mochó.
El municipio de Motozintla se ubica al sureste del estado, a una altitud de 1, 300 msnm; limita al este con Guatemala y su extensión territorial es de 782 km cuadrados: el 1.05% del territorio estatal y el 0.04% del nacional. Algunos de los hablantes de mochó que habitan en otras comunidades se localizan en Belisario Domínguez y Tuzantán; estos últimos son considerados como hablantes de tuzanteco, que para los especialistas es una variante dialectal del mochó. En la actualidad, los mochó son un grupo urbano que se asienta en los barrios periféricos de Motozintla de Mendoza: el barrio de Campana, Canoas, Chelajú Grande, Chelajú Chico, Guadalupe y San Lucas
La lengua motozintleco ( mochó ) es hablada por 400 personas en Chiapas.
El motozintleco (Chiapas) está casi extinto.
La lengua mochó o motozintleco, se clasifica dentro del tronco lingüístico maya.
La mayoría de los especialistas en lenguas mayenses consideran que el motozintleco es una lengua derivada del tronco kanjobalano.
Motozintla es uno de los ocho municipios que corresponden al distrito de Mariscal, ubicado en la región de la Sierra Madre de Chiapas. La extensión territorial de estos municipios es de 2, 126 km cuadrados que representan el 2.9% del territorio del estado.
Antiguamente, los mochós construían sus viviendas con paredes de tejamanil (madera de pino) y el techo lo fabricaban con este material o con hojas de palma. En la actualidad, la vivienda se construye con paredes de adobe, techos de lámina de zinc y piso de cemento. Cada casa cuenta generalmente con dos cuartos.
La celebración más significativa de los mochós es la del 4 de octubre, día de San Francisco, santo patrón del pueblo; también se festejan el día de la Santa Cruz, Día de Muertos, Navidad y Año Nuevo.

La conmemoración del santo patrono dura tres días, pero los preparativos llevan mucho más tiempo. Las personas que intervienen en los preparativos de la fiesta poseen cargos específicos, algunos de carácter vitalicio, pues la única posibilidad de delegar un cargo vitalicio es por "sentirse demasiado viejo".


#LACANDONES#

HABITAN: Chiapas y parte de Guatemala y cuyos límites son: al Este, el río Usumacinta y Salinas; al sur, la frontera internacional con el vecino país de Guatemala; al norte la vía férrea del sureste; al noroeste, la carretera Ocosingo-Palenque y al suroeste, el Oceáno Pacífico.
Los lacandones habitan en el estado de Chiapas. Particularmente ocupan la zona selvática del estado que es conocida con el nombre de Selva Lacandona y cuyos límites son: al este el río Usumacinta y Salinas; al sur la frontera internacional con el vecino país de Guatemala; al norte la vía férrea del sureste; al noroeste la carretera Ocosingo-Palenque y al suroeste el océano Pacífico. Los lacandones se dividen en dos grupos denominados los del norte, que habitan principalmente en las localidades de Nahá y Metzaboc, y los del sur, ubicados en la localidad de Lacan ha Chan Sayab
HABITANTES 39, 208
LENGUA: Maya Yucateco. En todos los grupos lacandones se mantiene y se usa en forma oral cotidiana el idioma maya. Sólo unos pocos miembros de la comunidad han comenzado a desarrollar el interés de escribir en maya. Los hach winik son hablantes de un dialecto del maya yucateco. Se consideran originarios de la península de Yucatán y del Petén guatemalteco, que posteriormente migraron durante diversos periodos hacia la selva chiapaneca.
La vestimenta propia de las mujeres es de rebozo y prendas de manta y la de los hombres pantalones y su calzado es de huaraches y sandalias.
Cercanos a ríos y lagos, la vivienda lacandona consiste regularmente en un cuarto utilizado como dormitorio y otro como cocina, el material básicamente es de palma.
El patrón de asentamiento tradicional entre los lacandones se caracteriza por núcleos de parientes que oscilan entre seis y 15 individuos agrupados en torno a un jefe de familia que generalmente es el hombre de más edad y quien funge como guía espiritual. En décadas anteriores era común la práctica de la poligamia y un hombre podía llegar a tener de dos a cinco mujeres.
Llevan a cabo rituales y limpias con hierbas que para ellos son benditas. La enfermedad se considera como un castigo por parte de los dioses para aquellos individuos que transgreden las normas sociales o religiosas. Así, quien no pide permiso a los dueños del monte para quemarlo, quien no deposita las ofrendas correspondientes o quien duda de la existencia de los dioses recibe como castigo una enfermedad.
Los lacandones interactúan con choles y tzeltales, quienes llegaron a asentarse en la selva recientemente. La relación entre ellos ha sido conflictiva debido a que, originalmente, la dotación de tierras sólo fue para los lacandones; al llegar los otros grupos a esa zona reclamaron el derecho sobre estas mismas tierras.
Trabajamos muy bien con nuestro equipo y con nuestro grupo indígena porque aprendimos acerca de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada